Otra visión sobre la causa de las infecciones

Por Dr. Roberto Udrisar*
EL FEDERAL NOTICIAS

La ciencia no tiene una sola cara. Parte III

Lo que convendría saber sobre virus, bacterias y Covid19 para protegernos de las enfermedades

Otra visión sobre la causa de las infecciones

Las bacterias existen desde que existe la vida, o mejor fueron elementos fundamentales para que apareciera la vida, por ejemplo purifican el agua, degradan las sustancias tóxicas, reciclan productos de deshecho, reponen el dióxido de carbono en la atmósfera, fijan el nitrógeno para las plantas, etc.

Todos los seres vivos están formados por la fusión de diferentes tipos de bacterias. En el cuerpo humano hay diez veces más bacterias que células y cumplen funciones útiles en el organismo.

Según autores de vanguardia, las patógenas son minoritarias y actúan solo si el funcionamiento natural se altera porque el medio ha sido agredido. Cuando el ambiente, es decir el organismo donde habitan se deteriora, las bacterias cambian su comportamiento para hacer frente a ese cambio y avisarnos que debemos devolver el equilibrio al terreno donde viven (nuestro organismo). De esa manera ayudan a recuperar la homeostasis, como expresé anteriormente, es un acto relacionado con la supervivencia.

La enfermedad aparece cuando el cuerpo no fue capaz de adaptarse a los cambios.

Lo cierto es que nos enfermamos porque llevamos estilos de vida totalmente tóxicos (hacinados en ciudades, con contaminación ambiental producida por químicos, ruidos, radiaciones, con estrés, con incertidumbre, con miedos, con hábitos sedentarios, desconectados de la naturaleza, mala alimentación, desconectados de nuestro Ser, etc.) pero le echamos la culpa a algo externo, a los virus, a las bacterias.

Muchos hombres de ciencia argumentan que las bacterias están dentro de nuestro organismo de manera inerte y los virus al igual que las bacterias se pueden transformar en patógenos como consecuencia de una ruptura del equilibrio del organismo. El problema es que el hombre está permanentemente rompiendo el equilibrio en la naturaleza y de esta forma los virus se tornan patógenos y pueden producir enfermedad como señal para que el terreno recupere el equilibrio.

Recuperado el equilibrio la parte patógena de los microorganismos se vuelven inertes.

Personalmente adhiero al criterio de que la salud es un bien que depende de cada uno de nosotros, no somos víctimas de la enfermedad, somos responsables de generar hábitos de vida saludables. Somos responsables de lograr el equilibrio entre cuerpo, energía, mente, emociones y espíritu. No alcanza con lavarnos las manos, usar tapabocas y distanciarnos de otras personas.

Ver también

La Ciencia no tiene una sola cara.

Parte I. Por Dr. Roberto M. Udrisar

Contagio

Cuando hablamos de contagio queremos decir que una enfermedad se transmite de una persona que posee un agente patógeno que la provoca, a otra persona sana.

Esto significa que se puede contraer enfermedad en contacto con un virus que al incorporarse a un organismo previamente sano, lo enferma.

Para muchos estudiosos del tema (aunque otros no opinan lo mismo), en el caso del coronavirus la transmisión del virus entre personas solo es posible por tos o estornudos de una persona enferma, no se produce al hablar, ni por objetos, ni por el aire acondicionado, ni por agua.

También afirman que la persona asintomática no contagia salvo en contadas excepciones cuando está a punto de que los síntomas se manifiesten. Se presume que es alrededor del 16% de los casos.

Si una persona está en contacto con otra, le transmite el virus y no causa enfermedad, eso no es contagio. La persona a la que le han transmitido el virus lo tiene, pero está sana, tiene el virus pero es asintomática, en esas condiciones muchas opiniones expresan que no contagia.

¿Por qué no hay contagio en esas condiciones?, porque el organismo ha podido adaptarse a una nueva situación, a algo que se incorporó y su biología estaba en condiciones para producir los cambios necesarios y evitar que se rompa el equilibrio biológico.

Ver también

La Ciencia no tiene una sola cara.

Parte II. Por Dr. Roberto M. Udrisar

Al recibir el virus el cuerpo lee la información del código genético que posee y comienza a producir cambios biológicos para adaptarse a esa información, a eso se le llama inmunización. Cada persona cambiará su biología de manera distinta para adaptarse a la información que está recibiendo del virus. La inmunización entonces es un proceso de adaptación ante la presencia de otros agentes. 

En la capacidad de adaptación intervienen muchos factores, pero fundamentalmente depende del hábito o estilo de vida que prepara al organismo para que pueda adaptarse con facilidad a los cambios medioambientales.

Es conveniente aclarar que los virus no pueden pasar de una especie a otra debido a lo que se denomina “barrera de especie”. Solo lo hacen en condiciones muy especiales por ejemplo, condiciones muy extremas de estrés ambiental, manipulación genética o por inoculación.

  • *Roberto Miguel Udrisar. Director de Salud Holística Paraná. Centro de medicina integrativa.
  • Autor del libro “Vivir con salud. Un enfoque integrador”.
  • Autor del libro “Armonía personal productiva”.
  • Autor del libro “Proyecto ser Uno”.
  • Embajador oficial de Biia lab en Paraná. Entre Ríos. República Argentina. (organización norteamericana creada para transformar el ser).
  • e-mail: rudrisar@hotmail.com

ElFederalNoticias.com es una novedosa plataforma digital de actualidad y noticias.

Somos una red de profesionales que se enlazan desde cada rincón del País, quienes suman esfuerzos para publicar las cuestiones neurálgicas de la actualidad, en una agenda que incluye además ciencia y tecnología, salud, deportes y otras secciones de información general.

Suscribite a El Federal Noticias

Aporte por única vez

Suscripción Mensual