Vacunados en caranchocracia

Por Cecilia Ruiz W.
PARA EL FEDERAL NOTICIAS

Algunos ya están vacunados contra la COVID-19, otros no. El resto o la inmensa mayoría estamos vacunados contra todo menos contra la indignación y la corrupción. O quizás somos parte de esa inmunidad perteneciente a los buenos argentinos, gente con valores, con cultura del trabajo, cero ventajistas. Lamentablemente el velo de la fachada de “la épica de las vacunas” se cayó y muchos de ellos se callaron. ¿Se habrán callado ante el asombro de no encontrar argumentos posibles para defender sus nombres en la lista VIP o porque están buscando represalias y nuevos relatos para tapar este escándalo?  Lo sabremos en la medida que la justicia actúe y con el correr de los días tensos que estamos viviendo.

Retomo un concepto que me vino a la mente hoy y que acuñé el año pasado mientras veía los canales de noticias y las reacciones de la gente en redes sociales. Somos parte de una caranchocracia. Este concepto se puede explicar de la siguiente manera: un carancho es un ave rapiña diurna muy dañina y voraz que abunda en el campo y cuya presa especial suelen ser corderos pequeños a quiénes les arranca los ojos. En el lunfardo se denomina carancho a un abogado que planea que su cliente tenga un accidente provocado contra alguien para que luego pague los daños ocasionados y así hacerle juicio al seguro y dividir las ganancias con su cliente.

Tomando ambas definiciones uso el término “caranchocracia” para referirme a la forma de gobierno de cualquier administración de índole populista o falso progresismo. En este bosquejo de democracia, podríamos hablar de dos tipos de corderos víctimas de los caranchos en el poder. Primero están los contribuyentes, quienes trabajan (pastan) para ellos hasta engordarlos bien y después esquilmarlos hasta dejarlos pelados. Luego están los corderos ciegos a los que los engañaron y agruparon en rebaños para que les respondan pero les sacaron los ojos para que no puedan ver la realidad inventada que les hicieron creer, les causarán el daño y luego les proveerán de la solución. Algunos de ellos quizás quedaron con un solo ojo y lleguen a descubrir la tragedia en forma de épica que les vendieron pero ya será demasiado tarde, el carancho ya lo habrá usado para pregonar sus verdades y sacarle hasta el último centavo. A estos últimos los podemos ver en Twitter por ejemplo, algunos beneficiados con un puesto o la vacuna o simplemente transmisores de un mensaje alterado o falaz pero víctimas también al fin.

 Para los caranchos no existe la empatía ni la justicia social; sólo quieren vivir de aquellos que le puedan servir de algo. Ven la presa, la atacan, la destrozan y siguen su camino. A ellos hay que temer ya que cuando se encuentran hambrientos de poder, causan tal nivel de destrucción que se olvidan de los propios límites porque su nivel de adicción por el dinero y los privilegios del poder es proporcional al daño que provocan. Recordemos que la corrupción mata. Hoy, las arcas públicas se usaron para vacunar primero a los amigos, los familiares y todo aquel personal “esencial” pero esencial para ellos, no para todos. Esto sucede porque en una caranchocracia no existen miembros con sentido común, plan estratégico  o buenas intenciones porque, o no las tienen o simplemente las usan sólo para captar votos en época de elecciones y luego las descartan.

Estamos en presencia de tierra y palabras arrasadas. ¿Serán sólo 3000? ¿Renunciarán algunos de los implicados como Sergio Massa o incluso la propia ministra de Salud Carla Vizzotti que no sabía nada lo que sucedía dentro de su Ministerio? ¿Tendremos el valor de ejercer nuestro derecho a réplica y exigir todos los nombres de los vacunados VIP en todas las provincias?

Al parecer, somos un rebaño manso o quizás anestesiado y en shock por lo que vemos y no podemos –o queremos- creer. El indignómetro tocó su techo y las dudas desde ahora quedarán instaladas en cada medida o distribución de recursos que se realicen.

Cito a Nietzsche: “No que me hayas mentido, que ya no pueda creerte, eso me aterra”.

ElFederalNoticias.com es una novedosa plataforma digital de actualidad y noticias.

Somos una red de profesionales que se enlazan desde cada rincón del País, quienes suman esfuerzos para publicar las cuestiones neurálgicas de la actualidad, en una agenda que incluye además ciencia y tecnología, salud, deportes y otras secciones de información general.

Suscribite a El Federal Noticias

Aporte por única vez

Suscripción Mensual