Todos los Infectólogos del Rey

Por Sandra Pitta
PARA EL FEDERAL NOTICIAS

Los investigadores tenemos experiencia en incertidumbres e incertezas. Los médicos también, ya que forma parte de su vida diaria y del ejercicio de su profesión. Para lo que no estamos preparados, ni uno ni otros, es para sostener un estado mundial de incertidumbres multiplicadas al infinito. La pandemia actual requiere un ejercicio diario de humildad, equilibrio y cooperación entre disciplinas.

En Argentina, el cuerpo asesor experto del Presidente está constituido, casi en forma excluyente, por infectólogos. Su pericia profesional no está en duda. ¿Pero puede un grupo de infectólogos ponerse al hombro las decisiones cruciales?

En países donde el asesoramiento científico a gobiernos tiene una larga tradición, las preguntas abundan. En un seminario dictado recientemente por asesores del gobierno inglés, titulado “Ciencia y Política: cómo acercarlas y, al mismo tiempo,mantenerlas separadas”, las discusiones y preguntas fueron muchas y variadas. ¿Debían los asesores científicos hablar con la prensa? ¿En qué términos debían hacerlo? ¿Hasta dónde debe influir un asesor científico en una decisión política? Los que participaban de la charla habían sido asesores o ejercían esa función en la actualidad. Entre ellos había una biólogamatemática, un fisicoquímico y un médico generalista. Mas allá de las preguntas enunciadas, todos tenían en claro que el asesoramiento científico gubernamental consiste en asegurar que los políticos cuenten con la información científica para que puedan tomar las mejores decisiones políticas con la evidencia disponible.

En Argentina, ese principio rector parece haber sido violado, y la percepción es que,como en la polémica cancion “Blurred Lines”, los límites entre asesoramiento científico y decisiones políticas se han esfumado. Las decisiones que toman los gobiernos durante esta pandemia son tan complejas, y sus consecuencias tan cruciales, que no pueden quedar en manos de un solo grupo de expertos; menos cuando ese grupo tiene una mirada unidimensional, que no contempla el complejo comportamiento humano.

Los infectólogos del presidente ya nos tienen acostumbrados a su presencia estridente en los medios. Se suman a la cacofonía de periodistas y políticos militantes, que solo encuentran en el temor y la amenaza del castigo divino un camino para que los ciudadanos sean obedientes. La semana pasada fuimos testigos de otro triste episodio protagonizado por una infectóloga que, en su afán por culpar a los medios por la poca efectividad de la cuarentena, le gritaba desaforada a un par de periodistas. Ese episodio me recordó la película “Todos los hombres del presidente”, basada en el libro escrito por Woodward y Bernstein sobre el caso Watergate. Fue su investigación la que develó las mentiras y el engaño de la administración Nixon. El entonces presidente Richard Nixon también culpaba a los medios por su desgracia.

Pero quizá pocos sepan que ese título tuvo un antecedente en una película clásica del año 1949: “Todos los hombres del Rey”, basada en una novela homónima de Robert Penn Warren. En esa novela se narra el ascenso de un político populista en el estado de Louisiana en Estados Unidos. Su inspiración fue la figura trágica de Huey ‘Kingfish’ Long, el gobernador populista y corrupto de Louisiana desde 1928 a 1932. En estas épocas, es recomendable volver a ver los clásicos. Hay una versión mas reciente, que data de 2006. Mi recomendación es que vean la original. Difícil que una remake sea buena. Vale para el cine, vale para la vida y vale para la política.

ElFederalNoticias.com es una novedosa plataforma digital de actualidad y noticias.

Somos una red de profesionales que se enlazan desde cada rincón del País, quienes suman esfuerzos para publicar las cuestiones neurálgicas de la actualidad, en una agenda que incluye además ciencia y tecnología, salud, deportes y otras secciones de información general.

Suscribite a El Federal Noticias

Aporte por única vez

Suscripción Mensual