Sobran candidatos y falta sentido común

Por Ricardo Benedetti
PARA EL FEDERAL NOTICIAS

Tristeza, resignación, desesperanza son las emociones que aparecen en forma recurrente en cada encuentro donde hablamos del momento que se vive en Argentina.

Cada día que pasa somos testigos impotentes de un gobierno que avanza sobre las libertades, con discursos cambiantes, pero siempre con el propósito de alcanzar impunidad para los suyos a corto plazo, y luego someternos a un camino populista y autoritario, soñando con convertirse en una oligarquía privilegiada, como con la llamada burguesía bolivariana en Venezuela.

En este escenario, donde la unidad de criterio debiera ser el objetivo más importante para la oposición con el fin de enfrentar reforzados la embestida del gobierno, vemos, por el contrario, un festival de egos que se disputan supuestos liderazgos proyectados al 2023. No mensuran el complejo contexto en que vivimos y tampoco valoran la importancia fundamental que tienen las elecciones de este 2021 para la historia de la democracia argentina.

Nuestra agrupación –Banquemos– nació en las redes sociales allá por el año 2015, defendiendo los valores de Cambiemos, y desde entonces fue creciendo, vinculando militantes, adherentes y defensores del sistema republicano y democrático que prescribe nuestra Constitución. Por eso, Banquemos no se quedó solamente en una práctica asociada a la virtualidad y salió a las calles, aun a costa de la mirada temerosa de varios funcionarios del que entonces era nuestro propio gobierno, a los que las manifestaciones populares los ponían nerviosos.

Posiblemente un poco tarde, estos mismos funcionarios entendieron que la ciudadanía movilizada era un pilar importante de nuestra construcción política. Sobre todo, cuando miles de argentinos salimos a la calle el 24 de agosto de 2019 a pedir a candidatos y dirigentes de Juntos por el Cambio que no abandonen la lucha luego de la derrota en las PASO, ya que así también renunciaban a la pelea por constituir una alternativa de cambio en la Argentina.

La agrupación Banquemos siguió creciendo y movilizando por todo el país, sobre todo, cuando desde el primer instante, el nuevo gobierno kirchnerista mostró que quería cambiar estos acuerdos básicos que sostienen el sistema político desde 1983. Y, además, la situación es hoy de tal gravedad que el partido de gobierno está haciendo irreconocible el país en que vivimos y que nuestras familias construyeron con un gran esfuerzo a lo largo del tiempo, sin importar de qué barco hayan bajado. 

Por eso, a mis hijos, como a otros jóvenes que piensan en irse del país, les digo que vale la pena quedarse y dar la pelea. No es posible negar el tránsito doloroso que aún nos espera, pero para acabar con el populismo que aplasta y empobrece a buena parte de la población lo más importante es trabajar en equipo, estar juntos hombro con hombro, ocupando el rol que sea necesario, sin importar que esté un poco más abajo o arriba que el de otros.

¿Entenderán esto los líderes de la oposición que tanto pregonan la unidad? De acuerdo a lo que vemos en los medios parece que no. En las declaraciones públicas de todos ellos sin excepción, sobran candidatos y falta sentido común.

¿Hasta qué punto los intereses personales de algunos pocos prevalecerán por sobre las necesidades de consolidar un polo opositor serio y competitivo? En este contexto dramático en que vivimos, ¿importa tanto quién va primero o segundo en una lista de legisladores nacionales? No es una posición ingenua ni que ignore las dinámicas políticas y partidarias. Por eso vuelvo a preguntar y extiendo esta reflexión a los actores de la coalición opositora en estas elecciones: ¿resulta tan importante quién está un escalón más arriba que otro al punto de poner en riesgo la posibilidad de volver al gobierno en 2023?

Hagan Ta Te TI, tiren la moneda, saquen palitos de diferente tamaño y que el más corto se quede con la cabeza de la lista. ¡No importa cómo! Pero resuelvan esto sin producir mayores costos a la coalición, que sea público, transparente y muestren la unidad que tanto pregonan cuando se enfrentan a un micrófono. O vayan a las PASO, compitan democrática y civilizadamente. Organicen de forma madura una disputa política donde haya choque de proyectos, pero sin vencidos ni jubilados prematuros, porque en la defensa de una Argentina republicana, democrática y con futuro, no sobra nadie.

Necesitamos imperiosamente recuperar el rumbo emprendido en 2015 y que pausamos en 2019. Necesitamos hacer una política colectiva que nos posicione con esperanza, pasión y alegría para ser protagonistas en la reconstrucción de un país próspero, justo e inclusivo, para todos aquellos que quieran habitar el suelo argentino.

Si así lo hicieren, cuenten con Banquemos en el lugar que mejor pueda ayudar

El autor es Coordinador General del Equipo Banquemos

ElFederalNoticias.com es una novedosa plataforma digital de actualidad y noticias.

Somos una red de profesionales que se enlazan desde cada rincón del País, quienes suman esfuerzos para publicar las cuestiones neurálgicas de la actualidad, en una agenda que incluye además ciencia y tecnología, salud, deportes y otras secciones de información general.

Suscribite a El Federal Noticias Suma tu aporte

Aporte por única vez

Suscripción Mensual