Se estrena la película sobre Elisa Forti, la mujer de 85 años que corre en maratones

Elisa Forti empezó a correr a los 72, hoy tiene 85 años y, con una personalidad e historia tan atrapantes ya cuenta con un libro y ahora estrenará una película sobre su vida.

Antes de la pandemia, la rutina de Elisa Forti comenzaba temprano «Me levanto desayuno, me calzo las zapatillas y salgo a correr por una hora, todos los días. No importan si hace frío o esté nublado», señala.

Aunque siempre le gustaron los deportes recién a los 72 años empezó a practicar, casi de casualidad, el running. «Esta actividad me dio mucho. Me permite vivir plenamente. Además me dio la posibilidad de conocer muchos lugares de la Argentina y hasta volver a Como, la ciudad italiana donde nací».

No exagera cuando dice que gracias a este deporte conoció muchos lugares. Participó en más de 50 carreras y maratones. Corrió en Reino Unido, Río de Janeiro, Italia, Ushuaia, San Luis, Jujuy, Salta y varias veces participó de cruce de los Andes.

Su espíritu aventurero la impulsa a ir por más. «Me encanta correr pero no por la ciudad. No me gusta escuchar ese ruido monótono de las zapatillas sobre el asfalto. Además levantás la vista y ves las mismas paredes constantemente. Cuando haces una carrera de aventuras, en cambio, es hermoso. Cambiás el paso cada minuto, entras en el agua, trepas por las piedras, vas por senderos. Me gusta la naturaleza. Tal vez porque nací entre el lago y las montañas».

Hoy pasa sus días dentro del departamento, pero entrena, a diario, con una profesora en forma online y camina bajo el sol, en la terraza de su edificio ubicado en Vicente López. Cuando se le pregunta por la pandemia es contundente. «Yo viví en Italia durante la segunda guerra mundial. Fue muy complicado vivir en medio de la guerra pero seguíamos jugando, íbamos al colegio, continuábamos reuniéndonos con nuestra familia y amigos. Es increíble que un bichito tan chiquito como este nos obligó al mundo entero, a estar separados y encerrados. A mi último bisnieto aún no lo conozco debido a la cuarentena. Es más, mi hijo conoció a su nieto a través de una reja. Hoy extraño mucho la vida familiar y la vida al aire libre. Ahora no puedo trotar pero sigo haciendo actividades dentro de casa, no puedo dejarme caer», dice.

Sobre el libro, Elisa cuenta que «un día estaba entrenando en Palermo y se me acercó un desconocido, que hoy es un amigo, Juan Manuel Giner. Él me dijo que merecía que el running reconozca mi esfuerzo. Le dije que no era así, que por el contrario yo estaba muy agradecida con este deporte. Nos quedamos hablamos y le conté que mi sueño era correr en Como, mi ciudad natal. Aún no lo puedo creer, en mayo de ese año cumplí el sueño. Además corrí con alguno de mis nietos e hijos. Me reencontré con gente que no veía desde mi infancia. Fue hermoso», relata con emoción.

Pero ese no fue el único sueño cumplido. Esta mujer, que tiene 5 hijos, 11 nietos y 5 bisnietos, ya tiene un libro sobre su vida y ahora estrena una película, que debido a la pandemia se realizará en forma online. Este film, que muestra la esencia de la vida de esta ejemplar admirable mujer, se llama «Como corre Elisa». Fue escrita y dirigida por Gustavo Gersberg y Andrés Arbit, y la producción ejecutiva a cargo de Damián Fain, Florencia Franco y Willy De Rose.

«Jamás creí que fuera posible. Nunca, pensé que podía llegar a lograr todo esto. Creo que no estoy haciendo nada del otro mundo. El libro, que se llama Elijo Vivir, lo escribió Sol Navarro, la esposa de un médico que conocí en el cruce de los Andes. No sé cómo pasó, le gustó mi historia y empezó a venir a casa todos los sábados para hablar. Después hizo el libro».

Para la película pasó algo similar «Estaba entrenando en Vicente López y me puse a hablar con un muchacho que no conocía, era compañero de entrenamiento. Me dijo que mi vida era muy interesante y que merecería hacer una película. Y yo le dije “Bueno, hacéla”. A los meses surgió la carrera en Como y se lo conté. Entonces decidió acompañarme con su equipo y filmar todo ese momento. Fue muy emocionante porque no sólo filmaron la carrera si no todos los encuentros con mis familiares y conocidos».

Finalmente Elisa asegura que «Acostumbro a vivir el presente, porque el pasado no se puede cambiar, ya pasó. Y del futuro, ¿qué sabés si mañana te levantás? Lo que nos queda es vivir el presente y aprovecharlo a pleno».

Elisa transmite esa energía que llega a quien conversa un rato con ella. Ahora es más fácil comprender cómo esta mujer de 85 años se animó a empezar a correr a los 72 y ya tiene un libro y una película sobre su vida.

fuente: LA NACIÓN