Política turística lll: Romper el muro

Por Osvaldo Lombardi*

Para El Federal Noticias.

Escuchando en una exposición política a una dirigente de gran experiencia como lo es Patricia Bullrich, surgió un concepto de su reflexión sobre los movimientos sociales actuales y los nuevos liderazgos, donde hablo de romper el muro. El pensamiento estaba dirigido a aquellos que plantearan ideas que ayudaran a proveer un horizonte en la actual coyuntura donde los recurrentes errores enturbian cualquier panorama alentador. No se refería a generar falsas promesas sino a construir las herramientas para romper ese muro desalentador y ver un horizonte mucho más claro sea en la actividad que sea.  Para ello creo hay que tomar medidas audaces y sin pérdida de tiempo, abrir poco a poco todas las actividades con un criterio de cuidado sanitario y de responsabilidad social y empresaria.

En lo que se refiere al turismo, poner en marcha un plan de conectividad implica actuar sobre todo el transporte pero fundamentalmente hay que romper con las fronteras internas. Abrir toda la actividad comercial y todos los servicios turísticos sean directos o indirectos. La inversión sanitaria debe estar dirigida al chequeo en las terminales, en concientizar a las personas de mayores riesgos a no movilizarse sin extremos cuidados y a controlar que los protocolos habilitantes sean cumplidos, además de aumentar los cuidados intensivos. Todos deberíamos asumir un costo para aportar a una apertura semiplena.

Aun así los mercados de demanda reaccionaran lentamente, sobretodo en el orden internacional fuera del continente y en el orden regional deberían comenzar a tratarse acuerdos sanitarios recíprocos que permitan movilizar el área, la cancillería debería trabajar en ese aspecto.

El sector empresario del turismo parecería que hace lo que puede siempre esperando la mano salvadora del estado, pero hay que traspasar el muro. Mientras tanto el estado regula más,  cierra más, complica más a los emprendedores y lo que es peor difiere medidas que ya la sociedad toma por si sola.

¿Los programas de preventa de servicios turísticos, pueden llegar a ser la gran solución nacional? Díganmen si hay incluido en algún servicio o paquete un seguro de viaje.

El turismo estudiantil tiene un fondo fiduciario que lo cubre, pero no es cuestión de pagar falsas promesas sino cumplir las que se dan y seguramente en este sector de la actividad turística se puede, y seguramente lo están pensando, implementar un protocolo lógico y sin estar como siempre condicionado por la industria de las discotecas. Gran parte de la actividad se desarrolla al aire libre y acondicionar los hoteles a grupos más reducidos es cuestión de organizarse.

La gastronomía requiere de algún tiempo para habilitar salones acondicionados a la nueva realidad, pero ya en muchas localidades, las terrazas y calles se nutren de clientes y aparecen algunas sonrisas, no solo de los dueños de establecimientos o empleados sino de la comunidad que ve un cierto renacer cada vez que un negocio abre sus puertas. Vale también el ejemplo de los trabajadores gastronómicos, ver como esta semana casi 1000 personas se presentaron para 15 puestos  en un restaurante en Wilde, representa una avidez y una necesidad de trabajo real. A esa Argentina tenemos que proteger. Los ideólogos de la vagancia extrema deberían tomar nota.

La hotelería es una gran preocupación, el cierre de establecimientos, la pérdida constante que puede llevar a que cadenas internacionales salgan del juego y el quebranto de muchas empresas nacionales e independientes.  Para muchos de ellos la ayuda del gobierno es un pequeño colchón pero es finita. En el corto plazo deben tomar decisiones y frente a ello no pueden recibir indecisiones de los reguladores del gobierno. Pero además deben elaborar propuestas superadoras tanto en lo individual como en lo colectivo a través de sus cámaras empresariales. Logros como tratar de poner en marcha su propia central de reservas de alojamientos turísticos son acciones en esa dirección. Pero deberían poner la mira en articular programas segmentados para recibir pasajeros sean residentes, de localidades cercanas, nacionales o internacionales. Viajeros frecuentes que no pueden viajar, los que lo hacen por estudios, por salud, por necesidades profesionales, deportistas y turistas de la región, entre otras opciones, son parte de un mercado al que se le debe ofrecer seguridad sanitaria mediante protocolos específicos y libres de cuarentenas . Pensemos que hay que barajar y dar de nuevo, generar imagen de confianza y comenzar a mover el musculo de la producción. Las cámaras empresarias, en ese sentido, deberían conformar un área de investigación y desarrollo multidisciplinario para estudiar las acciones deberían implementarse con un primer gran objetivo, atraer clientes.

Los agentes de viajes receptivos tienen como antecedentes grandes precursores de los destinos argentinos como La Patagonia, Iguazú o el Noroeste Argentino; volver a revitalizar ese espíritu acompañado por las nuevas tecnologías seria fortalecer los canales de comercialización imprescindibles para encarar una nueva etapa del turismo en el país.

Los prestadores de servicios turísticos  o los gestores de productos turísticos en cada localidad deben ser parte de una alianza estratégica del sector para seducir al nuevo viajero. Ofrecer cuidados y dar confianza es la constante.

Pero lo principal, y es una variable sine qua non, es abrir fronteras, abrir el pensamiento, generar ideas, producir acciones, romper el muro.

*Osvaldo Lombardi – Ex Director Nacional de Modernización y Competitividad del Ministerio de Turismo. – ojlombardi@gmail.com

ElFederalNoticias.com es una novedosa plataforma digital de actualidad y noticias.

Somos una red de profesionales que se enlazan desde cada rincón del País, quienes suman esfuerzos para publicar las cuestiones neurálgicas de la actualidad, en una agenda que incluye además ciencia y tecnología, salud, deportes y otras secciones de información general.

Suscribite a El Federal Noticias

Aporte por única vez

Suscripción Mensual