Morof, de apoderado bussista a espada del jaldismo

El legislador había saltado desde Fuerza Republicana al peronismo de la mano del senador en uso de licencia, José Alperovich.

SAN MIGUEL DE TUCUMAN.- Cuando en octubre de 2005 el entonces gobernador José Alperovich presumió ante la Casa Rosada con el fin de Fuerza Republicana y lo exhibió como una cucarda ante el entonces presidente Néstor Kirchner, comenzó una sangría dirigencial en el partido que había fundado Antonio Domingo Bussi.

Unos de los primeros en dar el salto desde Fuerza Republicana hacia el alperovichismo fueron el entonces legislador Carlos Canevaro y el entonces concejal Javier Morof, que en 2007 fueron reelegidos en sus cargos pero por un acople ligado a ahora senador en uso de licencia por una denuncia de abuso sexual. Unión Norte Grande fue el sello del acople que usaron Canevaro y Morof para continuar en sus bancas.

Al poco tiempo, los caminos de Morof y Canevaro se bifurcarían. Morof estaba convencido que era el dueño de los votos. Canevaro continuó un tiempo más en política pero poco a poco se fue distanciando de la actividad y de su socio político. Quizá el punto de inflexión fue que Morof se afilió al Partido Justicialista mientras que Canevaro seguía actuando como oficialista, pero en rol de extrapartidario.

La afiliación de Morof al PJ fue sorpresiva. En primer lugar, porque en las elecciones de junio de 1999, en las que Julio Miranda “madrugó” a Ricardo Bussi, Morof denunció que el PJ había ganado gracias al fraude. Desde 1999, el PJ gobierna la provincia en forma ininterrumpida. En 2003, cuando Alperovich le ganó al ex fiscal anticorrupción Esteban Jerez, Morof también volvió a impulsar una denuncia por fraude. Paradójicamente, en 2007, Alperovich y Morof fueron socios.

Morof tuvo dos mandatos como concejal capitalino y en la Legislatura. Su esposa, Belén Cruzado, también incursionó electoralmente. Morof, hasta hace dos meses, pasaba inadvertido en la Legislatura. Empezó a tener más repercusión desde que el 8 de marzo, el jaldismo inició la “guerra de sucesión” contra el manzurismo. La primera batalla fue la designación de Eduardo “Lalo” Cobos como defensor del Pueblo con la bendición jaldista. Allí Morof, como presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales, hizo valer doble su voto e impuso la terna que ofrecía el vicegobernador.

A partir de ese momento se transformó en una de las espadas del vicegobernador, e incluso afirmó en una entrevista con Radio Belgrano: “Soy jaldista porque Manzur está rodeado de inútiles”.

Desde ese momento se convirtió, junto a su colega Daniel Deiana, en el enemigo público del gobierno.

ElFederalNoticias.com es una novedosa plataforma digital de actualidad y noticias.

Somos una red de profesionales que se enlazan desde cada rincón del País, quienes suman esfuerzos para publicar las cuestiones neurálgicas de la actualidad, en una agenda que incluye además ciencia y tecnología, salud, deportes y otras secciones de información general.

Suscribite a El Federal Noticias Suma tu aporte

Aporte por única vez

Suscripción Mensual