Mil soles espléndidos

Por Sergio Capozzi*.
EL FEDERAL NOTICIAS

Hace unos años leí una novela escrita por el estadounidense de origen afgano Khaled Hosseini, que se llama Mil soles espléndidos. Uno de sus personajes centrales es Laila, una niña preciosa que vive con sus padres. Él es un hombre de mentalidad abierta, profesor en la escuela, sumamente preocupado por la educación de su hija; espera que algún día ésta, cuando sea mayor, pueda hacer algo por su país.

Los hermanos mayores de Laila habían abandonado el hogar familiar para unirse a los muyahidines y, tiempo después, se ofrecieron como shahid, mártires de la guerra, pereciendo en ella. Las hostilidades recrudecen de tal forma que la familia decide abandonar Kabul.

En esa misma época, los talibanes  se asentaron en el poder en Afganistán y todo quedó manipulado por sus fuerzas; prohibieron la televisión, las películas y los libros. Las mujeres no podían trabajar ni educarse.

En un estado teocrático no existe la posibilidad de disenso, quien se atreve a criticar, en el mejor de los casos es detenido y en el peor, es enterrado hasta su cabeza en el centro de un campo de fútbol, mientras fanáticos enfervorizados le arrojan piedras hasta matarlo. Algo similar ocurre en los populismos: a quien critica o brinda una versión diferente del relato oficial, es apedreado, se inventan causas, modifican circunstancias o acentúa el valor de hechos intrascendentes.

Sol Acuña, Ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires (urbe que de ser posible, el gobierno nacional, entregaría sin cargo a la República Oriental del Uruguay) se atrevió a señalar unas cuantas verdades y fue inmediatamente apedreada.

Según la agencia Boomberg, desde el punto de vista económico, social y de salud, Argentina es el segundo país con peor manejo de la pandemia, la más larga y grotesca que se haya conocido. La rebelde Acuña cometió el pecado de meterse con la dirigencia sindical y su indiferencia con el futuro de millares de jóvenes que no pueden concurrir a las escuelas, no reciben educación adecuada y que, consecuencia de ello, la brecha social se incrementa de tal forma que más del 70% de los niños y niñas están inmersos en la pobreza, siendo su futuro aún más negro.

Acuña no atacó a los docentes en general, sino a un grupo de ellos, los que deforman su profesión, los que entienden que las escuelas son para formación política militante y no para enseñarles a pensar e informarse libremente. Esos mismos docentes militantes, que durante meses les hablaron a los estudiantes sobre la muerte de Santiago Maldonado, ahogado accidentalmente, pero no dicen nada sobre Abigaíl, o el joven que murió ahogado al querer regresar a su hogar en Formosa, o ante los miles de abusos en que están incurriendo los gobernadores feudales y ni que hablar sobre la ausencia de aumentos salariales (¿será porque Baradel está ocupado construyendo camas con restos de pallets de pino?).

Sol Acuña brindó datos  de la realidad: según una encuesta a ingresantes al sistema de formación docente en la Ciudad realizada este año, sólo el 14% lo hace luego de terminar sus estudios secundarios, mientras que el 52% posee trayectorias educativas previas y truncas. Casi el 50% trabaja mientras estudia, y tarda en promedio siete años para recibirse. Datos similares surgen para el resto del país en el informe producido de las evaluaciones Enseñar, realizado por el Ministerio de Educación de la Nación. Ni hablar que fueron durante años esos mismos sindicalistas los que se oponían a realizar pruebas de evaluación, nacionales o internacionales, claramente porque ellas denunciarían la decadencia educativa.

Los sindicatos, principalmente CTERA, boicotearon el Enseñar 2017. Los habitantes de C.A.B.A. no pueden saber cómo están realmente los institutos de formación docente y sus alumnos. Para saber cuál es la situación aproximada, debemos recurrir a informes de otras provincias. Observamos que el promedio de edad de los estudiantes de es 30 años, lo que evidencia que la docencia es una segunda o tercera opción profesional y no hablemos sobre los resultados evaluatorios. Llama la atención el caso de aquellos que, amparándose en el artículo 7 de la Ley de Educación Superior, ingresan a las carreras docentes sin haber terminado el secundario. Representan un alto porcentaje.

Muchos de los encuestados se declararon como no lectores y que provenían de familias con progenitores que no habían cursado estudios secundarios. Lo que es más grave, es que la mitad de los futuros docentes tienen dificultad para interpretar textos. Vemos con horror como “docentes” convocados por la Televisión Pública, son incapaces de realizar simples cálculos aritméticos.

Sol Acuña cometió la imprudencia de comentar y criticar esta situación en público mientras peticionaba por terminar con un aislamiento que en pocos países continúa. La respuesta de los medios oficialistas fue la peor, discriminatoria, violenta.

El diario Página 12 se ensañó de tal forma que pretendió vincular a la Ministra de Educación con el nazismo. Para ello señaló que, ella había cursado sus estudios en el Colegio Primo Capraro de Bariloche, perteneciente a una asociación educacionista argentina alemana. Los orígenes de este instituto se remontan al año 1907. Por sus aulas han pasado miles de jóvenes barilochenses, sus padres y luego esos mismos estudiantes, han formado parte de la sociedad y se vinculan con distintos partidos e ideas políticas. Una actual senadora nacional que es miembro de la coalición TODOS, envía a sus hijos al Capraro, así como lo hicieron ex intendentes, legisladores provinciales también vinculados con el gobierno K.

En el mismo artículo de Página 12 se hace especial hincapié en que Erich Priebke, oficial de las SS condenado en Italia por crímenes de guerra, habría tenido presencia determinante en educación de los alumnos de esa asociación argentina germana.

Priebke no era docente, estaba en la parte administrativa de la entidad. No tenía injerencia alguna en la formación educativa, mientras que en aquel diario se señala que  en esa escuela estuvo dominada por el ex jerarca nazi Erich Priebke durante todo el paso de Acuña por la institución.”  El periodista Nicolás Magaldi es egresado del Capraro y sobre este tema se ha expresado a través de Twitter: ”Fui al Colegio Primo Capraro en San Carlos de Bariloche. Hice toda la secundaria y no tengo más que palabras de agradecimiento a todos los docentes. Que confusión tienen ciertos periodistas. A veces la Ideología tiene la misma sábana de la ignorancia. Rechazo absoluto.”

Irónicamente, le podríamos recordar a los redactores de Página 12 que Erich Priebke llegó al país gracias al por entonces coronel Juan Perón, fundador del partido del cual ese diario es vocero.

Podemos preguntarnos si Acuña se expresó de manera políticamente correcta, más allá de la veracidad de sus afirmaciones. De ninguna manera las formas pueden invalidar el fondo, el contenido. La verdad, por cruda que sea, es la verdad.

La educación en la Argentina está atravesando su peor momento, de nada sirve que dos o tres instituciones continúen brindando a la sociedad jóvenes brillantes. Lo importante es la educación pública, esa que hace décadas nos destacó en el concierto de las naciones. El señor presidente cuestiona la meritócracia, gran contradicción cuando el peronismo alentaba la movilidad social. ¿Quién puede estar en desacuerdo con que todos los argentinos tengan las mismas oportunidades para iniciar una carrera, una profesión? Nadie en sus cabales. De eso hablaba la Ministra.

Laila, el personaje de la novela de Hosseini, luego de mucho padecer, de mucho luchar contra fanatismo, logró triunfar y reivindicar la educación y el rol de las mujeres. En Argentina necesitamos muchos Soles Espléndidos como Acuña.

*Sergio Capozzi: Abogado, docente universitario, posee una maestría en Historia Política Contemporánea, consejero del Comité Olímpico Argentino, Árbitro Institucional.

ElFederalNoticias.com es una novedosa plataforma digital de actualidad y noticias.

Somos una red de profesionales que se enlazan desde cada rincón del País, quienes suman esfuerzos para publicar las cuestiones neurálgicas de la actualidad, en una agenda que incluye además ciencia y tecnología, salud, deportes y otras secciones de información general.

Suscribite a El Federal Noticias

Aporte por única vez

Suscripción Mensual