Los astronautas de cápsula Crew Dragon abordaron la Estación Internacional

Los dos astronautas de la NASA abordaron este domingo la Estación Espacial Internacional (ISS) tras 19 horas de viaje, la primera vez en casi una década que una nave estadounidense tripulada logra completar esa maniobra y un éxito resonante para la compañía privada Space X.

NASA TV

La escotilla entre la ISS y la cápsula Crew Dragon de SpaceX se abrió a las 17H02 GMT, y unos 20 minutos después los astronautas, los estadounidenses Bob Behnken y Doug Hurley, ingresaron a la estación espacial, donde se reunieron con sus actuales residentes.

Ambos hombres, que vestían polos negros y pantalones caqui, fueron recibidos por su colega estadounidense Chris Cassidy, así como por los cosmonautas rusos Anatoli Ivanishin e Ivan Vagner.

Los cinco hombres posaron para fotografías y luego el administrador de la NASA, Jim Bridenstine, habló con la tripulación desde el control de la misión en Houston.

“Bienvenidos Bob y Doug”, dijo Bridenstine. “Les diré que el mundo entero vio esta misión, y estamos muy, muy orgullosos de todo lo que han hecho por nuestro país”.

“Es genial volver a poner a Estados Unidos en el negocio del lanzamiento tripulado y estamos realmente contentos de estar a bordo de este magnífico complejo”, respondió Hurley, quien comandó la cápsula Crew Dragon bautizada “Endeavour”, en homenaje al transbordador espacial, hoy fuera de servicio, que él y Behnken tripularon.

El jefe espacial ruso Dmitry Rogozin también felicitó a la NASA y a Elon Musk, el jefe de la compañía aeroespacial privada SpaceX que construyó la cápsula.

La cápsula puso 19 horas en perseguir a la estación a velocidades de hasta 28.000 km/h), antes de alinearse con su objetivo y reducir la velocidad para realizar el delicado procedimiento de atraque, que tuvo lugar sobre el norte de China.

Durante su estadía, Behnken y Hurley realizarán más comprobaciones en “Endeavour” para certificar que todo esté en condiciones para que Estados Unidos vuelva a viajar a la ISS de la mano de empresas privadas.

La NASA ha tenido que confiar en los cohetes rusos Soyuz desde que finalizó el programa del transbordador espacial en 2011.

Estados Unidos ha pagado a SpaceX y al gigante aeroespacial Boeing un total de aproximadamente 7.000 millones de dólares en contratos de “taxi espacial”.

NASA TV/AFP /Los astronautas Bob Behnken (adelante) y Doug Hurley (al fondo), en el interior de la cápsula Crew Dragon de SpaceX, el 30 de mayo de 2020, tras el lanzamiento desde Cabo Cañaveral (sureste de EEUU), en una imagen tomada de la televisión de la NASA

Pero el programa de Boeing fracasó tras una prueba fallida realizada a fines del año pasado, lo que dejó a SpaceX, una compañía fundada en 2002, como un claro favorito para seguir en la carrera espacial.

El lanzamiento tuvo lugar en momentos en que el mundo lidia con la pandemia de coronavirus y Estados Unidos enfrenta protestas en todo el país tras la muerte en Minneapolis de un hombre negro a manos de un policía blanco que estaba procediendo a su arresto.

En diálogo con Bridenstine, Hurley dijo que esperaba que la misión inspirara a los jóvenes estadounidenses.

“Este fue un esfuerzo realizado en el tiempo oscuro que nos ha tocado vivir en los últimos meses y que podremos exhibir para inspirar, especialmente a los jóvenes de Estados Unidos, a alcanzar metas nobles”, escribió en Twitter.

Pero otros usuarios retuitearon la canción “Whitey On The Moon”, lanzada por Gil Scott-Heron en 1970, un año después del alunizaje del Apolo 11, que compara la injusticia y las condiciones económicas que enfrentan los negros estadounidenses con el enorme gasto que insume el programa espacial.

Desde Rusia con sorpresa

Si bien Rusia saludó a Estados Unidos, también enfatizó el domingo que estaba desconcertado por el frenesí desatado por lo que muchos aclamaron como el amanecer de una nueva era.

“Realmente no entendemos la histeria provocada por el exitoso lanzamiento de la nave espacial Crew Dragon”, dijo el portavoz de Roscosmos, Vladimir Ustimenko.

Se espera que la cooperación entre Estados Unidos y Rusia continuará una vez que Crew Dragon entre en servicio.

La NASA planea todavía usar cohetes Soyuz para enviar a algunos astronautas al espacio, y cada asiento costará alrededor de 80 millones de dólares.

La idea de una misión tripulada a Marte ha sido discutida desde la década de 1950, y la NASA ha encargado numerosos estudios que no han conducido a buen puerto.

Estados Unidos ahora planea regresar a la Luna en 2024, estableciendo una plataforma de lanzamiento al planeta rojo para la década de 2030

ElFederalNoticias.com es una novedosa plataforma digital de actualidad y noticias.

Somos una red de profesionales que se enlazan desde cada rincón del País, quienes suman esfuerzos para publicar las cuestiones neurálgicas de la actualidad, en una agenda que incluye además ciencia y tecnología, salud, deportes y otras secciones de información general.

Suscribite a El Federal Noticias Suma tu aporte

Aporte por única vez

Suscripción Mensual