La oposición logró la media sanción de la boleta única papel pese al rechazo del oficialismo

Con 132 a favor, 104 en contra y 4 abstenciones, se aprobó el proyecto que propone cambiar el instrumento de votación a nivel nacional. Pasa al Senado, donde podría naufragar.

BUENOS AIRES.- Tras casi 9 horas de deliberación, la oposición en la Cámara de Diputados se anotó un triunfo con la aprobación del proyecto para implementar la boleta única de papel, a nivel nacional, en las próximas elecciones. El resultado fue de 132 votos a favor, 104 en contra y 4 abstenciones.

Luego de haber debatido el tema en comisiones durante todo el mes de mayo -según el emplazamiento que habían votado por mayoría- en la noche de este miércoles la oposición logró el número necesario de 129 para dar media sanción a la iniciativa, dado que se trataba de una reforma electoral.

Incluso superaron esa cifra con 3 votos más. Pues fueron positivos 115 votos de Juntos por el Cambio; 8 del interbloque Federal; 2 de Juntos Somos Río Negro; 2 de Avanza Libertad; 2 de La Libertad Avanza; Felipe Álvarez (bloque SER) y el monobloquista Rolando Figueroa (MPN).

En una sesión en la que estuvo ausente el presidente del cuerpo, Sergio Massa, por encontrarse en la Cumbre de las Américas junto al presidente Alberto Fernández, fue el mendocino del Pro Omar De Marchi, vicepresidente primero, quien condujo la mayor parte de la reunión.

El debate transcurrió sin interrupciones, y pasó por algunos momentos picantes, sobre todo en discursos de oficialistas, que rechazaron de pleno el proyecto.

Los diputados del Frente de Todos, que cuestionaron el modo en que se dio este debate, reivindicaron el actual sistema de boleta partidaria, reiteraron que no hubo denuncias significativas en las últimas elecciones que se desarrollaron y criticaron las bondades que le atribuyen a la boleta única sus defensores.

Por su parte, los impulsores de la iniciativa aseguraron que este cambio garantiza la oferta electoral y el derecho de los ciudadanos a elegir a sus representantes. También que evitaría el robo de boletas, y que reduce los costos, al tiempo que es mejor para el ambiente por el ahorro de papel.

El debate
El primer orador fue el radical Miguel Nanni (Salta) quien enumeró los beneficios de la iniciativa en cuanto a costos y transparencia electoral. También, cuestionó al FdT porque “mientras nosotros buscamos darle más seguridad y equidad al sistema, andan dando vueltas proyectos para ampliar la Corte”.

“Esta reforma está pensada para el ciudadano, porque hay un derecho fundamental que el Estado no le está garantizando que es el derecho a elegir y consecuentemente a ser elegido”, expresó entre sus argumentos y señaló que el Estado en las elecciones pasadas “pagó mil millones de boletas de las cuales solamente la ciudadanía utilizó 47 millones. Es decir que el 95% de las boletas se desperdiciaron”.

En su intervención, el diputado Florencio Randazzo (Identidad Bonaerense) expresó que, si bien el sistema partidario “es fiable”, la Boleta Única “aporta un cambio y una modernización”. Además, bregó por “recuperar el prestigio y la credibilidad política”.

Además, sostuvo que “tenemos una gran oportunidad que es mejorar el sistema de votación que implica cambiar el instrumento con el que votamos que es la Boleta”.

Contrariamente y de forma filosa empezó su discurso el pampeano Hernán Pérez Araujo (FdT) que defendió el rechazo de su bloque y llamó a “ocuparnos de temas que verdaderamente aquejan a la sociedad argentina”. El presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, que estuvo a cargo de las reuniones previas, aseguró que “no hay evidencia empírica” sobre muchas de las bondades que se le asignan a ese instrumento, y defendió el sistema actual porque “es fiable”.

A su turno, el puntano Alejandro Cacace (Evolución Radical) celebró estar dando el debate “tan esperado” y se sorprendió con el oficialismo que “no se cansa de decir que es intempestivo el debate”, y recordó que “lo dijo el diputado Tonelli en la reunión de comisión, el primer proyecto de Boleta Única fue presentando acá en el 2007, hace 15 años se está discutiendo. Ahora hay 21 proyectos para discutir esta vez”.

“¿Qué objeta el oficialismo? primero temas de forma, otra vez con la historia del emplazamiento. Cada vez que el oficialismo quiere tratar algo, nos convoca a comisión el día antes y caen con el dictamen listo y para firmar. Nosotros cuando pedimos tratar algo en comisión se niegan a hacerlo incluso bajo los mecanismos reglamentarios y, la única alternativa, es que el emplazamiento lo haga la cámara que, valle recordar, es una decisión mayoritaria”, denunció y comparó Cacace.

Y remarcó: “Nosotros no caímos con el dictamen listo un día, sino que se estableció un cronograma de trabajo que incluyó escuchar a expertos, a organizaciones de la sociedad civil, académicos, a distintos interesados de la Boleta Única y del proceso electoral en general para ver de qué manera actuar”.

“Cuando dice el oficialismo que quisieron aportar, pero no pudieron, es mentira. Desde el comienzo del debate nunca quisieron aportar nada. No hubo un solo aporte, nada, todo fue la misma objeción de forma. No ha habido voluntad de tratarlo”, disparó el puntano.

Además, el radical cuestionó el dictamen de minoría del oficialismo el cual argumenta que “no hay evidencia que el sistema de Boleta Única genere transparencia”, a lo que retrucó: “Se vio en las reuniones informativas de que todos los partidos políticos han denunciado robos de boletas en elecciones. Es algo que afecta a todos”.

El jefe del interbloque Federal, Alejandro “Topo” Rodríguez, le retrucó al diputado pampeano y le recordó que desde la oposición ya se le había planteado el año pasado al ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, las intenciones de dar la discusión por la boleta única de papel, en ocasión de la negociación por la postergación de las elecciones.

También, por el interbloque Federal, se expresó el presidente del bloque Córdoba Federal, Carlos Gutiérrez, que sintetizó sobre algunas cuestiones de la Boleta Única y contó que “hace 11 años que usamos nosotros esta boleta. Vayan y pregúntenles a los cordobeses si quieren volver al sistema anterior”, sugirió Gutiérrez

“Esta cuestión de haber planteado de que esta discusión no tiene nada que ver con los problemas serios de los argentinos, digo que queremos discutir temas productivos, queremos discutir hasta cuándo vamos a generar impuestos a la ineficacia, queremos discutir ¿a dónde están los recursos del impuesto a la riqueza destinados a los gasoductos? Todo lo que quieran discutir. La Boleta Única marca esos límites que la Argentina ya no aguanta”, cerró.

La diputada nacional Myriam Bregman (FIT -CABA) destrozó la iniciativa y lo calificó como “un sistema feudo” y cuestionó que “no estamos discutiendo la democratización del sistema electoral”.

“Digan lo que digan no estamos discutiendo la democratización del sistema electoral”, afirmó la legisladora de izquierda y sumó: “Lo que estamos discutiendo y viendo en esta sesión es una bandera política que eligió la oposición de derecha para unificarse. Se modificaron muy pocas cosas de las que se debatieron en comisiones, pero siguen teniendo las mismas inconsistencias”.

El liberal José Luis Espert señaló que el actual sistema electoral “funciona con dificultades, pero que funciona” desde el retorno de la democracia porque “no se ha tenido denuncias por fraudes electorales o resultados sospechosos y menos en elecciones nacionales”.

En una segunda aclaración, aclaró que “estamos cambiando solo la manera de votar para cargos ejecutivos y legislativos nacionales. Los cargos provinciales y municipales van a seguir rigiéndose con la manera en la que vienen votando”.

Sin embargo, el legislador de Avanza Libertad precisó que “por más que algo funcione, no significa que no tenga problemas serios como tiene el caso argentino con su boleta partidaria”, y sumó: “Todos los países del mundo, a excepción de unos pocos, que tiene sistemas perfectos continúan en la búsqueda de la mejora de sus sistemas electorales y ser más cristalinos y estar más cerca del votante y, la Boleta Única de Papel, sería en ese sentido”.

Voz esperada por la bancada opositora, ya que no dio quórum, el diputado del Movimiento Popular Neuquino Rolando Figueroa dejó asentado su apoyo a la iniciativa porque “nos va a empujar a un sistema mejor que el vigente”, pero objetó un punto del dictamen, referido a la posibilidad que se contempla para que en la BUP haya un casillero en blanco para que se pueda votar por lista completa. “Estamos a favor de este paso que estamos dando, pero creemos que en la modificación nos estamos quedando a medio camino”, afirmó.

Por la provincia de Santa Fe, se expresó la legisladora del bloque Socialista Mónica Fein quien reiteró los beneficios del proyecto porque brinda “transparencia garantizando que todos los candidatos están a la hora de votar; en términos del Estado que asume la responsabilidad de ser garante de esa oferta electoral; en la situación de igualar las condiciones para todos los espacios políticos más allá de su estructura y su tamaño; sobre la importancia de la autonomía del votante de garantizar que hay una única forma y una única boleta en la que va a encontrar a sus candidatos y la mayor agilidad y eficiencia de los comicios”.

Además, remarcó la importancia de traer al debate que “estamos votando un proyecto que mejore la democracia. Que modifique un sistema de votación legítimo, pero que es perfectible”.

El legislador Leopoldo Moreau arrancó su intervención con la lectura de una cita del politólogo Andrés Malamud: “En la Argentina se vota simultáneamente en múltiples categorías; presidentes, diputados y, en varios distritos, autoridades provinciales y municipales. En otros países, en cambio, los cargos nacionales, regionales y municipales se votan en distintas fechas y a nivel nacional se elige una categoría. La Boleta Única en Argentina sería una ensalada y generaría más confusión que simplicidad. Una reforma electoral nunca debe ponerse contra la oposición ni contra el gobierno, sino hay acuerdo no debe hacer reforma”.

En tanto, adhirió a las palabras del politólogo porque “efectivamente estamos cometiendo el error de creer que una mayoría tan ajustada, que hasta han tenido que cambiar el horario para garantizar el número, no puede imponer una reforma electoral y menos cuando genera condiciones que deberíamos examinar con mayor tranquilidad”, y explicó que “la Boleta Única no solamente carece de consensos, sino que en la práctica va a llevar a un calendario electoral mucho más extendido que el que tenemos ahora, porque favorece el desdoblamiento de elecciones y vamos a generar un problema aún mayor, vamos a estirar más los plazos electorales”.

“Es un tema para debatirlo en profundidad en el marco de mayores consensos. No creo que haya intenciones de extender el proceso electoral y vamos a vivir en un clima de mayor inestabilidad. Hay otro factor que es los gobiernos divididos que, a raíz de estas circunstancias, que terminan siendo un tatetí, no encuentran las mayorías necesarias para la gobernabilidad”, cerró Moreau y apuntó que “las únicas dos veces que se juntó la oposición fue para dejarnos sin presupuesto y para imponernos este proyecto”.

Por otro lado, el exministro del Interior durante la gestión Cambiemos, el entrerriano Rogelio Frigerio consideró que “la modificación del instrumento de votación es una deuda que tiene la política con la democracia hace mucho tiempo. Es una discusión ya superada en la mayoría de los países y en la casi totalidad de la región”.

En otro momento de su intervención le contestó al diputado preopinante: “No es verdad que este consenso fue planteado en dos oportunidades, fue por afuera de nuestro espacio político se dio en este reciento junto con muchos diputados del oficialismo la Argentina evitó caer en default con el FMI. Hay más ejemplos de acuerdos que son importantes resaltar”.

Al igual que sus compañeros, recordó que varias provincias como Córdoba, Salta, Santa Fe “han modificado el viejo sistema de voto con la boleta única”. También recordó que es una discusión que “viene desde hace muchos años” porque “desde el 2017 la Cámara Nacional Electoral viene recomendando la aplicación de la Boleta Única y la modificación del instrumento de votación.

“En el 2016 se trató en el recinto un proyecto de modificación del sistema de votación que fue aprobado en Diputados por 135 votos y lamentablemente nunca se trató en el Senado, quedó encajonado. En 2019 modificamos el proyecto de Boleta electrónica, pero tampoco pudimos convertirlo en ley. Es una discusión de hace años y es momento de saldarla”, cerró Frigerio.

Con una chicana y en respuesta al diputado que lo precedió en la palabra, Diego Santilli (Pro) ironizó: “No sabía que en 164 años el problema era ‘Ah, pero Macri’ que está en la ley que estamos discutiendo hoy”. Acto seguido y al igual que sus compañeros de bancada, remarcó que “estamos debatiendo una mejora el sistema electoral. Estamos tratando de poner arriba de la mesa cómo darle más transparencia, más institucionalidad, más accesibilidad a la democracia”.

“Es un sistema que nos permite transparentar, agilizar, darle más derechos y más representación a los ciudadanos. No se trata de un partido político y otro porque hay muchos de los que dicen que ganó tal o cual, pero en sus provincias también hay Boleta Única de Papel que fue votado por algunos diputados oficialistas”, recordó Santilli y reconoció que “tenemos muchísimos problemas en el país, como la inflación, como el endeudamiento que viene de muchos gobiernos no del que gobernó los últimos cuatro años. Tenemos problemas que debatir sobre inseguridad, sobre la reforma en el Código penal y procesal”. “Si avanzamos con la Boleta única terminaos con las avivadas, terminamos con el voto cadena”, concluyó.

Con los tapones de punta y en un tono elevado expresó todo su discurso el chaqueño Aldo Leiva (FdT) al señalar que “cuando hablan de que este tema le interesa a la gente, miremos los palcos. ¿Cuántos tenemos? dos personas, ¿Cuánta gente hay en la calle? hay dos agentes de policía en la puerta. Cuando los temas le interesan a la gente, esta en la calle, acá en el recinto porque pide y pelea por lo que le interesa”.

Y apuntó: “Este tema le interesa nada más al ‘Frente Juntos por el Odio y el Resentimiento’, es el titulo justo que les cabe a estos hombres y mujeres que nos quieren dar cátedra de democracia. No les interesa en absoluto la transparencia, la participación de la gente, si le hubiese interesado hubiesen empezado por sus propias fuerzas políticas cuando tuvieron elecciones internas”.

“Nos quieren venir a hablar de democracia, de transparencia, de que les preocupa la gente. No muchachos, están equivocados. A la gente les interesa otra cosa, les interesa saber cómo van a llegar a fin de mes, cómo va a hacer para tener trabajo y nosotros estamos trabajando para que eso ocurra. A la gente le interesa que nunca más vuelvan a gobernar ustedes el país por el desastre que dejaron”, disparó eufórico Leiva y concluyó: “Quédense tranquilos que, con boleta de papel, voto electrónico, levantando la mano, de alguna forma u otra el peronismo va a seguir siendo la fuerza mayoritaria que representan los intereses de los argentinos”.

Del otro lado de la vereda y en un tono pacífico el neurocientífico radical Facundo Manes manifestó su deseo de “renovar las viejas prácticas que favorecen a los mismos de siempre”. Asimismo, señaló que “si estamos mal en Argentina es por un montón de cosas”, y enumeró: “Entre ellas porque nos acostumbramos a votar con un sistema acomodado que se transformó en la peor expresión de la política clientelar; un sistema que permita el robo de boletas en el cuarto oscuro; el armado de esquemas fraudulentos; que no es equitativo porque inclina la cancha a favor de los partidos políticos que mayor poder económico tienen; un sistema con impacto ambiental negativo con millones de papeles impresos que se desechan”.

“Estamos discutiendo que todas las expresiones políticas que quieran competir tengan las mismas oportunidades de hacerlo y todos los ciudadanos tengan una manera sencilla de hacerlo”, explicó Manes y destacó que “es un sistema viable, la evidencia está a la vista. Corrige problemas del sistema actual porque impide maniobras de robo de boletas y otros mecanismos que van en contra de la transparencia electoral; permite la presencia de todos los partidos; corrige el expendio y el impacto ambiental; de gastar millones de pesos en un país con tanta hambre”, por lo que “significa un gran avance en el sistema electoral y democrático, una forma eficiente y segura para los votantes”.

Se sumó a los discursos de rechazo, la secretaria Parlamentaria del bloque oficialista, Paula Penacca, quien calificó la sesión como un “haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago” porque “la oposición nos acusa de que no queremos transparentar las elecciones, de no querer fortalecer la democracia. Hay que hacer un poquito de historia”.

Por consiguiente, recordó que “desde el 2013 en la Ciudad de Buenos Aires existe la Boleta única, en ese momento de papel. Sistema electoral que hubo que revisar en el 2018 con una nueva ley porque hubo un escándalo en el 2015 cuando el oficialismo de la Ciudad decidió utilizar la boleta única electrónica. Ese escándalo terminó en una denuncia de fraude del hoy senador y en ese momento candidato a jefe de Gobierno, Martín Lousteau, que causalmente integra uno de sus espacios políticos”.

“Esa denuncia de fraude de Lousteau hacia Larreta de que le robó la elección, fue el antecedente que hizo que en el 2018 se volviera a discutir cuáles eran las reglas del juego. Vienen a jactarse de defender la democracia, pero ¿qué va a quedar para nosotros y la ciudadanía si se hacen fraude entre ustedes? Deberían pensar un poco mas lo que van a decir y mirar lo que hicieron”, sumó al relato la camporista.

Y siguió: “En el 2015 impusieron el sistema electrónico y para justificar el por qué querían pasar de la boleta de papel a la electrónica, usaron argumentos que hoy desmienten continuamente. Decían ustedes que ninguno de los problemas que tenía el sistema partidario se resolvía con la boleta única de papel. La que hoy parece que nos salvan de todos los males, ustedes decían que no resolvía los problemas”.

Fuerte fue el mensaje que les tiró el titular del bloque Pro, Cristian Ritondo, al oficialismo: “De los 19 años gobernaron 15 años, el 80% y se encargaron de hacer mierda la Argentina”. Sobre el proyecto detalló que “es más transparente, más económica, es ecológica, es mejor para la gente y eso no lo pueden discutir, es mejor”.

Y concluyó: “Lo único que no van a logar es meter ruido en nuestra coalición, vamos a manteneros unidos y, con esta boleta o con otra, vamos a darle la despedida al kirchnerismo el año que viene”.

En el cierre del debate, el presidente del bloque de la Coalición Cívica, Juan Manuel López, sostuvo que “hay dos cosas que la sociedad tiene que saber que se dijeron y una es, como les gusta decir a los politólogos que ningún instrumento electoral es neutro, y la otra que se acaba de decir que nos estamos autorregulando. Esto tiene implicancias con los miedos que pueda tener el Frente de Todos, que puede tener JxC o cualquier partido político al votar leyes de este tipo”.

“Quiero hablar de esos miedos. Uno es el miedo a el famoso ‘arrastre’ que tiene la boleta, es cierto que la ley lo va a disminuir que a veces se los adjudican los presidentes, los intendentes populares, la contracara es que se beneficia el ciudadano que va a poder cortar boleta de manera más fácil. Esas cosas que pasan en los cuartos oscuros son fraudes que violan los derechos políticos de los ciudadanos”, señaló.

Respecto al proyecto, resaltó que “esto es para poner una base para el año que viene cuando tengamos que decidir los destinos de este país, que esta básicamente frustrado, que esta como si tuviera una sentencia de fracaso definitivo. La base para la salida de este país es una mejor elección democrática”.

Por su parte, el titular del bloque Evolución Radical, el cordobés Rodrigo de Loredo, manifestó al comienzo de su ponencia que “se ha hablado mucho de los efectos prácticos, instrumentales, técnicos, presupuestarios, ambientales, el efecto de la autonomía ciudadana que aporta el sistema de Boleta Única”.

“El poder es un sustantivo. Es una estrategia. Es un ejercicio y en este país podemos identificar dos modelos o tendencias de ejercicio de poder electoral y democrático”, explicó y comparó: “Un modelo aplicado de diversas maneras con similitudes por un conjunto de provincias argentinas que, básicamente tiene estas características, sigue usando el sistema de boleta de papel; están de acuerdo con la sumatoria; comparten los arrastres, no tiene límites al financiamiento de las campañas. Hay otro modelo ejecutado por otras provincias que prefieren aplicar PASO, limitando el financiamiento de las campañas, proponen ficha limpia y escogen esta tecnología de poder que es la boleta única de papel”.

En ese sentido, siguió comparando: “Existen dos Argentinas. Una se expresa por un conjunto de provincias que, siendo ricas, las han hecho pobres y ostentan un porcentaje de su población activa que son un 80% de empleados públicos. Existe otro país que tiene una impronta productiva, que a sus recursos le aplicaron innovación y desarrollo”, y finalizó enfático: “Tenemos que generar un efecto de poder que se extienda por todo el territorio de la Nación”.

Ante la ausencia del presidente del bloque UCR, Mario Negri, por Covid positivo, expuso la vicepresidenta del espacio, Karina Banfi (Buenos Aires) que recordó que las modificaciones en el sistema de sufragio tienen una “histórica” lucha en el radicalismo por la “transparencia en las elecciones” porque el voto directo, secreto y obligatorio “está en nuestro ADN”. Asimismo, lanzó: “La primera presidencia radical es el resultado de la inclusión de sectores de la sociedad que, a través de las instituciones electores, garantizaron ese ejercicio ciudadano”.

“Lamento mucho que por una orden de arriba se les impida poder expresarse. Lamento que el verticalismo los lleve a guardar esas convicciones que tienen y que les importe más la lealtad antes que los verdaderos problemas. Tendría que darles vergüenza ser representantes de un presidente que, en vez de ocuparse de los problemas de la gente, prefiere estar defendiendo lo que le pide la vicepresidenta”, disparó Banfi.

ElFederalNoticias.com es una novedosa plataforma digital de actualidad y noticias.

Somos una red de profesionales que se enlazan desde cada rincón del País, quienes suman esfuerzos para publicar las cuestiones neurálgicas de la actualidad, en una agenda que incluye además ciencia y tecnología, salud, deportes y otras secciones de información general.

Suscribite a El Federal Noticias Suma tu aporte

Aporte por única vez

Suscripción Mensual