Insólito: policías de Santa Cruz tienen que lavar los barbijos para uso de otros policías

El hecho “testigo” ocurrió en la Comisaría 1era de El Calafate, dónde se filtró un audio del Comisario Martín Caneo, quien explica el procedimiento de uso y lavado de los barbijos, y evidencia que solo cuentan con 4 barbijos para toda la comisaría.



“Los barbijos deben quedarse en la comisaría” le recuerda el comisario al agente en el audio y le explica didácticamente todo el procedimiento que deben realizar para poder trabajar con la protección básica.

No podemos aseverar que esto no sucede en otras comisarías de la provincia, porque al ser una situación tan particular, real, no sería descabellado que esto esté sucediendo en toda la provincia.

Resulta por demás extraño que la provincia que sobre el fin de la semana pasada fue noticia porque su Gobernadora, Alicia Kirchner, anunció con alegría que la Administración de YPF se trasladaba a Santa Cruz.

Cuando se escuchan este tipo de anuncios lo primero que se nos viene a la mente es lo bien que está la provincia como para que una empresa tan importante haya pegado el golpe de timón y desembarque allá.

También pensamos que los empresarios ven algo que nosotros no vemos, y por eso son tan exitosos.

Desde diferentes sectores alzaron la voz, ya que este hecho de falta de insumos esenciales se suma a otros similares en áreas como Educación y Salud, producto de la mala gestión de la actual Gobernadora Alicia Kirchner.

Para muchos, la desprolija y escandalosa forma en que la administración de YPF repentinamente anunció su traslado a Santa Cruz evidencia las presiones políticas del Frente de Todos para tratar de salvarse.

El oficialismo habría forzado el traslado de YPF de una provincia a otra, sin una razón lógica, con el objetivo de “salvarle las papas” en materia económica a la actual gobernadora.

Y que en medio de tantos bombos y platillos, petardos y suelta de palomas ¡la policía se tiene que turnar para usar los barbijos! Parece extraído de otra historia, pero es la misma provincia.

Si, escuchó bien. La policía de la Comisaría 1era de El Calafate tiene sólo cuatro barbijos y son lavables. No tiene un barbijo para cada uno, tiene sólo cuatro en total y cuando terminan el turno hay que lavarlos para el turno que entra.

A contramano de lo que dicen los médicos y los epidemiólogos, y hasta nuestras madres lo saben bien. Los barbijos no se comparten.

En nuestra imaginación da vueltas la imagen de la pizarra con anotaciones de turnos de los que andan en móvil, el que se queda a recibir las denuncias, los que hacen la ronda a pie, y los que les toca usar los barbijos.

Parece un chiste pero es la triste realidad, la provincia que pretende a YPF con ellos, no tiene fondos reservados para preservar la salud de sus empleados. Sólo hablamos de barbijos.

Tal vez en un futuro no muy lejano tengan unos nuevos que tengan el logo de la petrolera que ostenta el 51% de las acciones estatales y vayan “parchando la situación” una vez mas.

Tal vez vuelvan a esconder la basura abajo de la alfombra y simularán que está todo perfecto una vez más.

Todo es posible en “Alicia en el país de las maravillas”.


Un pequeño aporte de El Federal por si hay miseria, que no se note.