Falleció el jefe de la policía provincial por coronavirus

Rubén Garay acompañado por oficiales de la plana mayor de la policía riojana

El fallecimiento en el Polo Sanitario de la ciudad de Córdoba del comisario general Rubén Garay, jefe de la Policía de la Provincia de La Rioja, tras un mes de estar enfermo por coronavirus, no solo enlutó a la institución que encabezaba, sino que puso en alerta sobre la indefensión en la que se encuentran los policías y demás personal de la primera línea en contra de la pandemia.

Con más de 150 fallecidos, los riojanos no pueden aún olvidar a la primera víctima: la médica pediatra de 52 años que falleció en una institución privada tras confirmarse su diagnóstico positivo de COVID-19. Liliana del Carmen Ruíz padecía celiaquía y artritis reumatoidea, trabajaba en dos hospitales (uno público y el otro privado), estuvo 10 días internada por problemas respiratorios, le detectaron dengue y finalmente le hicieron el hisopado. Detrás del resultado positivo llegó el final, el 31 de marzo a las 00.35. Dejó dos hijas, un esposo, toda una familia y su comunidad desconsolados.

Liliana del Carmen Ruíz, primera víctima riojana de la COVID-19.

Ni la primera ni el último, la médica Ruíz y el policía Garay son testimonio de que la enfermedad encontró a la provincia en muy malas condiciones sanitarias y casi indefensa ante todo. Son 40 años de una política sanitaria a cargo de gobiernos del mismo signo, pero sobre todo de la misma improvisación y falta de inversión.

Despúes de siglos sin la posibilidad de estudiar carreras del área de ciencias médicas en La Rioja, desde la década de 1980 comenzó la enfermería y en los 90 se sumó la medicina, tanto pública como privada. Los primeros graduados sufrieron discriminación por la falta de trayectoria de las carreras y por la mala calidad educativa de las instituciones, luego comenzaron a recibirse para partir a otros rumbos, porque en La Rioja el sistema de Salud Pùblica paga salarios vergonzosos, cuando no ridículos.

Díaz Bazán, Quintela y Vergara

En los hospitales y centros de salud del interior de la provincia se vive la orfandad más absoluta, tanto que hasta los partos o heridas de cierta gravedad se derivan a la Capital, incluso en Chilecito, la segunda ciudad de la provincia con más de 40 mil habitantes.

Hace un tiempo volvió a la provincia la infectóloga Judit Díaz Bazán, ministra de Salud riojana por 8 años, actual subsecretaria de Calidad, Regulación y Fiscalización del Ministerio de Salud de la Nación. Llegó prácticamente a intervenir el Ministerio de Salud a cargo de su colega Juan Carlos Vergara, por los terribles resultados que indican que la provincia es la de mayor letalidad del país en cuanto a COVID-19.

ElFederalNoticias.com es una novedosa plataforma digital de actualidad y noticias.

Somos una red de profesionales que se enlazan desde cada rincón del País, quienes suman esfuerzos para publicar las cuestiones neurálgicas de la actualidad, en una agenda que incluye además ciencia y tecnología, salud, deportes y otras secciones de información general.

Suscribite a El Federal Noticias

Aporte por única vez

Suscripción Mensual