F1: Hamilton, pole y récord en Silverstone

El piloto ingles se quedó con la clasificación para el Gran Premio de Gran Bretaña, a pura velocidad sellando una nueva marca en el circuito. Lo escoltaron Valtteri Bottas (1-2 de los flecha de plata) y Max Verstappen, con Red Bull.

El inglés no para de dominar la Fórmula 1.

El británico Lewis Hamilton se quedó con la pole del GP de Gran Bretaña, tras desarrollarse la cuarta clasificación de la temporada en el mítico circuito de Silverstone.

En segundo lugar se ubicó su compañero de equipo Valtteri Bottas completando otro abrumador 1-2 de Mercedes. Tercero quedó Max Verstappen (Red Bull).

Con mucha menos temperatura, tanto en pista como en ambiente, y con el viento tomando presencia sobre el trazado de Silverstone, daba inicio la sesión cronometrada de la cuarta cita de la temporada, siendo los dos Alfa Romeo los primeros en salir a pista.

Justo tras los monoplazas italianos, otros posibles candidatos a quedarse fuera de la Q2, los Haas, también se apresuraban a salir, mientras prácticamente el resto de pilotos tardaban algo más en hacer acto de aparición sobre el asfalto. Una vez completados los primeros minutos, el aumento de actividad sobre el asfalto era exponencial, produciéndose un continuo cambio de posiciones en la tabla de tiempos.

Valtteri Bottas se situaba al frente de los tiempos con 10 minutos de sesión por delante, superando a su compañero de equipo Lewis Hamilton con un buen margen, aunque era Max Verstappen el que se elegía protagonista tras escalar hasta la segunda plaza y quedarse a 23 milésimas del mejor crono.

Eliminados Q1: Kevin Magnussen (Haas), Antonio Giovinazzi (Alfa Romeo), Kimi Räikkönen (Alfa Romeo), Romain Grosjean (Haas) y Nicholas Latifi (Williams).

Con una investigación pendiente a George Russell por no aflojar ante una bandera amarilla, arrancaba una Q2 que ha supuesto una gran lucha por ver quien resistía en el top10, siendo Alexander Albon el encargado de abrirla. La posibilidad de clasificar con neumático medio y arrancar la carrera de mañana con este compuesto se hacía más que palpable, intentando esta estrategia un buen número de pilotos, entre los que encontrábamos los Mercedes, los Red Bull, los Racing Point y el solitario Ferrari de Charles Leclerc.

Albon era, obviamente, el primero en proponer un tiempo, aunque poco le duraba, viéndose superado por Max Verstappen poco después. Sin embargo, Valtteri Bottas destrozaba el crono y obtenía una ventaja de más de un segundo, registrando un nuevo record de pista mientras Lewis Hamilton perdía el control de su coche a la salida de la curva Luffield, trompeando sin mayores consecuencias para él.

Sin embargo, este fallo del británico si provocaba una alteración al devenir de la sesión, ya que la bandera roja hacía acto de aparición debido a la suciedad que Hamilton dejaba en pista tras su trompo, restando aún casi nueve minutos. Tras limpiarse el asfalto, el propio piloto de Mercedes era el primero en volver al trazado, nuevamente con goma media, para intentar de registrar un crono limpio, aunque se quedaba a varias décimas del crono de su compañero de filas.

Eliminados Q2: Pierre Gasly (Alpha Tauri), Alexander Albon (Red Bull), Nico Hülkenberg (Racing Point), Daniil Kvyat (Alpha Tauri) y George Russell (Williams).

Con un Bottas a un gran nivel y dejando atrás a Hamilton en las dos primeras sesiones, arrancaba la tanda final de la crono, siendo los dos McLaren los primeros en rodar, aunque con goma usada.

Mientras, los pilotos con goma nueva disponible se preparaban para el primer ataque, siendo ahora Lewis Hamilton el encargado de registrar el mejor tiempo, justo por delante de Valtteri Bottas. Ya a más de un segundo, Max Verstappen se situaba tercero, justo por delante de Lance Stroll y los Ferrari.