Cornejo pide la separación de Mendoza, debido a la discriminación del Gobierno nacional

Alfredo Cornejo, ex gobernador de Mendoza y actual diputado nacional

Cansado de la discriminación del Gobierno nacional contra la provincia de Mendoza, gobernada por el radical de Juntos por el Cambio Rodolfo Suárez, el diputado nacional Alfredo Cornejo pidió la independencia de esa provincia.

La provincia cuyana no atraviesa un buen momento económico, deteriorado aún más por la pandemia de coronavirus. Pero si de plata se trata, el gobierno de Alberto Fernández también frenó una de las obras emblemáticas solicitada por Mendoza: el dique de El Portezuelo del Viento.

Es conocido que el peronismo gobierna con el látigo y la billetera y cualquier rebelión en la granja equivale a cerrar el grifo de los recursos.

 Los principales referentes de Mendoza empezaron a criticar, en voz cada vez más alta, la discriminación de la Casa Rosada para con esta provincia y comparan con el beneficio a distritos del mismo color político.

De hecho, en las últimas horas, desde Juntos por el Cambio le presentaron un pedido de informes al ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro para que detalle los desembolsos que envía a cada jurisdicción.

El ex gobernador Alfredo Cornejo lanzó una idea que generó mucho revuelo: la idea de una Mendoza independiente. “Una autonomía regional de Mendoza necesita de pactos entre sus dirigentes. No me gusta separarnos, pero ellos están obligando a Mendoza”, señaló.

El gobernador Rodolfo Suarez convocó en el inicio de la semana a los referentes mendocinos. Por eso, se reunió con los legisladores nacionales, con quienes analizó lo que viene ocurriendo en los últimos días y meses con la provincia en su vínculo con el Ejecutivo nacional. El duro golpe de la semana pasada, impulsado por La Pampa en el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco), al dique Portezuelo del Viento, que de igual modo mantiene en pie la licitación para este viernes, sumado al “reparto discrecional” de los fondos de asistencia nacional, motivaron a las autoridades políticas de la provincia a poner el grito en el cielo.

“Es hora de estar más juntos que nunca. Todos los mendocinos defendiendo Portezuelo Del Viento frente al atropello del Gobierno de Alberto Fernández. Con Rodolfo Suarez, a seguir defendiendo la Provincia más linda y más discriminada del país”, expresó el diputado nacional, referente del PRO, Omar De Marchi. “El Gobierno nacional enderezó a las tres provincias (Buenos Aires, Río Negro y Neuquén) para que votaran distinto de lo que votaron anteriormente en el Coirco. El Gobierno tiene el afán y el objetivo de perjudicar a Mendoza, no hay ninguna otra lectura”, indicó Cornejo, en declaraciones radiales.

Así, los comentarios en defensa de Mendoza no se han hecho esperar tras los últimos traspiés. En las redes sociales son cada vez más los referentes políticos que demuestran su malestar con Nación; incluso algunas voces en el seno del justicialismo, hasta las más ligadas al kirchnerismo, como la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti. “Es lamentable la decisión del Coirco. Más plata y más burocracia para una obra que es la más estudiada de la historia. La necedad no puede retrasar el progreso. Seguiré junto a todos los mendocinos acompañando al gobernador en esta lucha siempre”, indicó la legisladora, para sorpresa del oficialismo provincial.

Otro de los puntos clave que mantiene en vilo a la gestión de Suarez son las demoras en el reparto de fondos y los montos que decide enviar la Rosada a las provincias. En este sentido, desde el Gobierno mendocino aseguran que la entrega del dinero se realiza a criterio de la Nación, perjudicando a quienes no comulgan con su proyecto político. De hecho, el mismo viernes, de los 5000 millones de pesos que solicitó Mendoza, tuvo el compromiso de recibir 3000 millones de pesos, lo que le permitiría pagar el medio aguinaldo. Sin embargo, el desembolso final fue de 1900 pesos, lo que hizo encender nuevamente las alarmas y los reclamos locales.