Brasil redobla la apuesta en contra de la pandemia y abre los aeropuertos al turismo internacional

A pesar de haber batido la marca de los 30.000 muertos, Brasil mira con desprecio el coronavirus y confirma no tenerle miedo redoblando la apuesta abriendo los aeropuertos para recibir al turismo internacional.



El Gobierno emitió una ordenanza que permitirá la reapertura del espacio aéreo de Brasil a los extranjeros. La decisión es efectiva a partir de hoy.

CNN anteriormente tenía acceso al proyecto de ordenanza que se publicó el miércoles (29) en una edición adicional del Boletín Oficial (DOU). La ordenanza abre el espacio aéreo, pero persisten las restricciones para el tránsito terrestre o el transporte por vías navegables.

“El pasajero extranjero en una visita al país para una estadía corta, de hasta noventa días, debe presentar a la compañía de transporte, antes del embarque, un comprobante de compra de seguro de salud válido en Brasil y con cobertura durante todo el período del viaje, bajo pena de que la autoridad migratoria le impida ingresar al territorio nacional debido a la provocación de la autoridad de salud “, dice la ordenanza publicada hoy.

El texto está firmado conjuntamente por los ministerios de Salud, Casa Civil, Justicia e Infraestructura.

La ordenanza también dice, en su artículo 6, que “las restricciones mencionadas en esta Ordenanza no impiden que los extranjeros ingresen al país por vía aérea, siempre que se cumplan los requisitos migratorios apropiados para su condición, incluida la de tener una visa de entrada, cuando el sistema legal brasileño así lo requiera “.

Los vuelos internacionales que tienen como punto de llegada a Brasil los aeropuertos ubicados en los siguientes estados todavía están momentáneamente prohibidos durante el plazo de la ordenanza:

I – Mato Grosso do Sul;
II – Paraíba;
III – Rondônia;
IV – Rio Grande do Sul
V – Tocantins


La entrada de extranjeros al país estaba restringida desde marzo, al comienzo de la pandemia del nuevo coronavirus en Brasil.

El 30 de junio, el Gobierno había publicado una ordenanza que extendía la entrada de extranjeros de cualquier nacionalidad por otros 30 días por tierra, aire o vía fluvial.

También el 30 de junio, hubo un primer movimiento de flexibilización en los aeropuertos de Guarulhos, Galeão, Viracopos y Brasilia, permitiendo la entrada de algunos grupos específicos de extranjeros.